martes, septiembre 22, 2009

A la mitad del mundo y de regreso.

Llevaba rato queriendo pasar esto al blog y no había podido. En fin, aquí va.

--------------------------------

15/09/2009

Uf! Regresamos ayer a las 12:15 de la madrugada de Ecuador. Que viajecito!

Cuando me fui pensé que me aburriría. Creía que todo sería trabajo porque aparentemente teníamos el tiempo contado. Me equivoqué. Por supuesto que trabajamos... Y un chingo! Pero todo valió la pena. Las funciones fueron un éxito en las tres ciudades que visitamos: Guayaquil, Manta y Quito. Recibimos muy buenas críticas por parte de los asistentes a las funciones. Evidentemente el trabajo y el esfuerzo de todos se reflejó en una obra que gustó a muchos. Superamos nuestras propias expectativas.


Creo que la ciudad que más me gustó fue Manta. El festival internacional de esa ciudad tuvo una muy buena de organización. El trato fue mucho más personal que en las otras ciudades y el ambiente era súper cálido. Pudimos conocer a los demás artistas pues viajábamos y comíamos juntos. Además de que me hice de una gran amiga por allá de la que me despedí una vez en Manta y dos veces en Quito.

Esta última ciudad, aún sin ser mi preferida, me sorprendió enormemente. La ciudad respira cultura y tradición y al mismo tiempo es una máquina enorme que conjuga tecnología y nostalgia colonial en pocos kilómetros. Además de que parece un lugar totalmente opuesto a Guayaquil y Manta... Como dos países distintos. Sin duda mi segundo favorito.

Guayaquil era Veracruz... Idéntica. Con un malecón a escala y un río por mar, pero lo demás era como un reflejo de la ciudad mexicana. En fin. Rememoraba a mi tierra, qué le voy a hacer.


Si me despedí de aquella brasileira tres veces fue porque convenció a su grupo (Sala Preta) de viajar a Quito un día antes para poder vernos, así que cuando partí para México nos dijimos adiós... Horas después ya estaba llamando a los brasileños en el lobby de su hotel porque el avión no podía volar lleno por cuestiones del clima y nos ofrecimos Montse y yo como voluntarios para quedarnos un día más... Así volvimos con esos maravillosos artistas de Río. Fuimos un rato al hotel Hilton, ofrecido por la aerolínea para nosotros por el "inconveniente" del avión y salimos de fiesta por la noche.

"Qué mal nos trata el teatro!", repetíamos mientras bebíamos cerveza ecuatoriana en una esquina de la calle Calamas del centro de Quito. Volví al hotel entre risas y humo de cigarro. Eran las 2 de la mañana.


Al día siguiente partí, al fin, de regreso para México. Me despedí, esta vez sin saber si era definitivo, de Suzana, aquella peculiar pero a la vez tan cercana alma de Río de Janeiro.

Regresé con una perspectiva nueva tanto de mi trabajo como de mi vida. La cultura sudamericana me hizo ver las cosas de manera distinta. Se que he encontrado al fin un lugar al cual pertenezco... Y no es un país, sino un ideal. No es una forma de vida, es una forma de hacer las cosas.


Qué sigue? Tal vez más festivales, nuevos montajes... Tal vez mi cambio de residencia a Ghana o Kenya (ja!). No se. Mientras seguiré trabajando... Eso parece dar buenos resultados.

----------------
Now playing: Radiohead - Thinking About You
via FoxyTunes

3 comentarios:

Mike dijo...

Manífico y muchas felicidades, esas fotos están impresionantes. Parafraseándo a Benjamín Franklin:
"Yo creo en la suerte, mientras más trabajo, más suerte tengo"

-Cerveza- Saluuuuuuuuuuuuuuuuuuud!

Suzana.Zana dijo...

tan cercana alma

anexo 3! dijo...

Oye yo te vi actuar en el reloj aki en Pachuca, me latio muchio.

Ke chido ke les haya gustado alla por esas tierras, la obra donde particpas, muchas felicidades.

Por cierto, te invito a pasar a mi blog, es de 3 amigos y yo, somos un grupo de estuadiantes de la UAEH, de la carrera de Diseño Grafico y subiremos un documental acerca de la musica Hñahñu, esperamos tu visita.

El blog es www.anexo3blogspot.com, te esperamos, y una vez mas... muchas felicidades!!!